Consejos para cuidar tus piezas

La pérdida de brillo o deslustre es un proceso natural, a continuación, te damos estos tips para optimizar su buen estado a lo largo del tiempo: 

  • Evita exponerlas a ciertos productos químicos tales como: perfumes, cremas, cosméticos, productos de limpieza, cloro, abrillantadores de plata, etc.
  • Evita usarlas en la ducha, bañera, piscina, aguas saladas o termales.
  • Evita usarlas mientras duermes o realizas actividad física.
  • Lo mejor es guardarlas en forma individual para evitar que se rayen entre sí, en un ambiente fresco y seco, preferiblemente hermético.
  • Para limpiarlas, basta con pasar un paño suave no abrasivo en forma regular.

Piezas con baño de oro

Las piezas bañadas en oro son más frágiles y propensas a decolorarse con el tiempo. La velocidad a la que este color va desapareciendo depende de varios factores, como el uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o el nivel de PH de la piel de cada persona. Por esto, es especialmente importante que cuides adecuadamente tus piezas bañadas en oro, ya que el único dorado inalterable es el oro puro.

Materiales

Nuestras piezas están creadas con materiales de calidad tales como plata 925 o acero hipoalergénico y cumplen con los estándares de la normativa europea sobre el contenido de metales.

La plata 925, también llamada esterlina o plata de ley es una aleación de plata que contiene 92.5% (por peso) de plata y 7.5% (por peso) de otros metales, normalmente cobre. La plata se suele alear con cobre para aumentar su dureza y resistencia. Ten en cuenta que la plata se oxida de manera natural, por lo que requiere una limpieza frecuente.